Idiomas
  • RSS
  • Pinterest
  • Youtube
  • Google +
Contacto
Contacta con nosotros en el +34 948 107 632
 

Peregrino de Octubre

"

Me presentaré, soy Pep Mora Buch, naci en un pueblo de la provincia de Barcelona, Sant Andreu de Llavaneres. Mi familia se trasladó a Olot Girona por razones laborales de mi padre justo cuando cumpli los 18. Ahora con 53 continuo viviendo allí junto con las que denomino mis tres mujeres, Fina y nuestras hijas Laura de 15 y Paula de 10. A ellas debo agradecer el poder haber entrado en el Camino, ya que no sin malas caras me han dejado ir.

El hecho de plantearme hacer el Camino de Santiago fue inicialmente por una cuestión deportiva, no lo negaré. Evidentemente esto se va decantando hacia una forma muy difícil de poder explicar, del porqué estas haciendo el Camino.

Sí es cierto que mi educación tiene mucho que ver, mi familia paterna es profundamente católica, y deduzco que en mi subconsciente tengo muy labrado las cuestiones espirituales y las creencias en el más allá.

Cuando empecé a buscar información sobre qué Camino hacer, las dudas te inundan, diría que te bloquean. Sí es cierto que mi intención era hacerlo en invierno, por lo que las cuestiones logísticas se van centrando en el Camino Francés. Empezar en Saint Jean Pied de Port era todo un reto, descartado por el mal tiempo que había hecho, decidí salir desde Roncesvalles hacia Santiago.

Ya desde el primer día te das cuenta que no será , no es la dificultad física, sino la mental, saber que hoy ya está, pero el saber que mañana hay que andar de nuevo te da ese cansancio psicológico, aún así te planteas que sí, que andar es andar, pero al final andas por que quieres.

Evidentemente hay que añadir a la gente que te encuentras. En invierno hay pocos peregrinos, pero de una calidad increíble, una amistad que se crea en el mismo momento que te saludan, sabiendo que estamos todos haciendo lo mismo, y que cada uno interioriza a su manera.

Las etapas las había programado previamente un poco, debido a que no todos los albergues están abiertos en invierno, así y todo tuvimos que improvisar mas de un día, ya que al llegar donde teníamos previsto te encontrabas el albergue cerrado.

Es complicado resumir las etapas, cada una de ellas tiene sus anécdotas, curiosidades, lugares, risas y lagrimas. Ya los bosques saliendo de Roncesvalles te dan una magia que se extiende en todo el Camino, los viñedos de La Rioja, como no, las llanuras de la Meseta, llegar a Cruz de Ferro con una soledad increíble (nos encontramos allí 4 personas), salir hacia O Cebreiro y empezar a nevar, después claro está, la llegada a Santiago de Compostela.

No tengo la sensación de una alegría muy grande al llegar a la plaza del Obradoiro, la sensación que siento es que sí, que has llegado, pero esto no se acaba aquí, justo acaba de empezar…

Pep

Ver más peregrinos

#-#-#-#-# 0extracted.pot (PACKAGE VERSION) #-#-#-#-# #-#-#-#-# 1extracted.pot (PACKAGE VERSION) #-#-#-#-#

  1. A mí me pasa lo mismo amigo Peregrino.Llegar a la Plaza del Obradoiro és sin duda hermoso pero no siento esa emoción inmensa que te hace llorar.Sí la he sentido y muy intensa al culminar mis 30 días de caminata pisando la arena de la playa Langosteira descalzo,con las botas en una mano,los bastones en la otra,el agua fresca del océano en mis pies cansados,Fisterra en lontananza,y lágrimas de felicidad en los ojos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *