Idiomas
  • RSS
  • Pinterest
  • Youtube
  • Google +
Contacto
Contacta con nosotros en el +34 948 107 632
 

La Compostela

La gran afluencia de peregrinos en la edad media a Santiago obligó a crear un documento en el cual certificara quien era realmente peregrino o no. Además, si el sentido de hacer el Camino era ni más ni menos que conseguir el perdón de los pecados, más sentido tenía crear este tipo de documento. Es así que durante el siglo XIII aparecen las “Cartas probatorias”, antecedente de la actual Compostela.

Actualmente “La Compostela” se consigue en la oficina del peregrino en Santiago de Compostela. Una vez presentada en la misma la credencial del peregrino donde se certifica mediante sellos estampados en ella los últimos 100 kilómetros andando o en caballo y 200 kilómetros en bicicleta. Existen varios tipos de Compostela dependiendo de las razones por las cuales has realizado el camino de Santiago y así lo expresan en la oficina.

El texto escrito en la Compostela está en latín y traducido dice:

“El Cabildo de esta Santa Apostólica y Metropolitana Iglesia Catedral Compostelana custodio del sello del Altar de Santiago Apóstol, a todos los Fieles y peregrinos que llegan desde cualquier parte del Orbe de la Tierra con actitud de devoción o por causa de voto o promesa peregrinen hasta la Tumba del Apóstol, Nuestro Patrón y Protector de las Españas, acredita ante todos los que observen este documento que: D. ___ ha visitado devotamente este sacratísimo Templo con sentido cristiano (pietatis causa).
En fe de lo cual le entrego el presente documento refrendado con el sello de esta misma Santa Iglesia.

Dado en Santiago de Compostela el día___mes___año del Señor___.
El Secretario Capitular___.”

 

title


Ver más símbolos