• RSS
  • Pinterest
  • Youtube
  • Google +
Contacto
Contacta con nosotros en el +34 948 107 632
 

Proyecto Nahiaz

Proyecto Nahiaz

Nahiaz es un proyecto cultural que tiene como objetivo dar servicio a los peregrinos y ser un apoyo emocional en su camino. Nahiaz apuesta por la cultura y el compromiso social. Nos involucramos en las necesidades y actividades locales que aportan un valor añadido a este rincón del camino.

Su nacimiento surge de la necesidad de productos y servicios para el peregrino. Necesidad que no sólo se traduce en algo material, sino que también existe la necesidad de acompañar a los peregrinos en su desarrollo personal para que éstos puedan vivir experiencias completas.

Hacemos tangibles las emociones vividas, los momentos compartidos y los sentimientos a través de productos artesanos desarrollados y creados a lo largo del camino. Los productos que ofrecemos son mucho más que un souvenir.  Llevan consigo implícito amor, alma y sentimiento peregrino y el valor de la tradición, cultura e historia del Camino.

Las visitas por los Rincones del Camino son una ventana a la cultura y a las personas que se dedican a hacer más ameno el paso por estos lugares de peregrinos camino a Santiago.

Nuestra intención, nuestro objetivo es acompañar al peregrino aportándole una experiencia enriquecedora y única durante y después de hacer el camino.

El nombre de Nahiaz indica DESEO y las GANAS con las que se debe afrontar el camino para vivir una experiencia completa.

Nahiaz es especial porque nace de dentro. Sus fundadores hemos vivido la experiencia del Camino y somos conscientes de lo que se vive.
Por ello impregnamos los productos y servicios de un significado que enriquece la experiencia más allá de la relación comercial.

 

 

Quienes somos

Somos dos peregrinos que hicimos el Camino de Santiago a finales de verano del 2013. Como siempre le ocurre al que lo hace, nos enamoramos perdidamente de él. Nuestras vidas cambiaron y nuestro proyecto de vida también.

Vimos las necesidades y carencias de los peregrinos durante el transcurso de los más de 30 días que duró el camino desde St. Jean Pied de Port hasta Santiago de Compostela. Y entendimos que había mucho trabajo por hacer para cubrirlas. Comprendimos que deberíamos ser un apoyo para el que necesitara de nuestra ayuda antes, durante y después del Camino. Nos dimos cuenta de la importancia que tiene mantener el recuerdo vivo una vez concluído.

El compañerismo en el Camino es único y especial. Los sentimientos están a flor de piel. Los brazos siempre los tenemos abiertos para recibir lo mejor de cada persona, de cada momento. Sentimos cómo cambia nuestra alma y nos hace reflexionar sobre lo que es superfluo y lo realmente importante de la vida.

El Camino de Santiago te brinda la oportunidad de sopesar tu pasado y coger fuerzas para tu nuevo camino, el que empieza en Santiago.

"

Una vez hecho el Camino, somos peregrinos de por vida.

Laida y Sito